¿Sabemos con qué juegan nuestros niños?

Juego y reeducación

Los Sentidos
Home
articulos

• Escala cromática y vibraciones magnéticas de los colores
• Entorno favorable para el aprendizaje

7. EL JUEGO COMO NECESIDAD DE EXPRESIÓN INCONCIENTE - LOS SENTIDOS Índice

No dejemos de observar, al niño, en sus variadas maniobras de selección, cuando llega corriendo a la plaza para jugar, sabemos que siente una intensa sensación de bienestar, nos los dice su sonrisa. Si mentalmente venia predispuesto a “tal” juego, veremos que se abalanza hacia él sin dudarlo, pero si no había armado el planteo, o si no conocía el lugar, analizamos sus reacciones y vemos que se detiene un minuto observando qué hay y luego al elegir, se dirige resueltamente, la selección está relacionada con sus emociones o necesidades internas que hallarán descarga en el juego.
En la mayoría de los países del mundo, la enseñanza sistemática solo se toma en consideración a partir de los cinco o seis de edad, generalmente cuando comienza la enseñanza escolar y obligatoria y sin embargo desde su nacimiento hasta los seis años, el desarrollo infantil sico-físico es mucho más rápido e importante que en cualquier periodo posterior (esencial como la calidad de la alimentación).
Básicamente la educación escolar, se refiere a enseñanzas de procesos elaborados mentalemnte relacionados con la lectoescritura. Pero no se tiene en cuenta desde que nacen están en un acelerado aprendizaje de desarrollo de sus sentidos, la vista, los colores que influyen directamente sobre el sistema nervioso de él, el tacto, el olfato, la percepción del sonido, el sabor. Desde los dos o tres años del niño siempre dependiendo de los adultos, si tienen posibilidades, empieza a establecer relaciones fuera del círculo familiar más próximo, este sería el momento clave en el que el juego con objetos simbólicos e incentivadores de los sentidos en los lugares públicos o jardines de infantes adquiere real importancia por la formación sensitiva del niño, pues el contacto de sus congéneres, que son los que conforman su sociedad infantil se hace a través del juego y adquiere auténtica importancia para sus expresiones concientes e inconcientes junto con la información post-natal y seguida por la pre-escolar comienza un proceso de asimilación gracias al cual el niño aprende a vivir. La incentivación, la formación, la educación nunca puede ser “temprana”, porque eso significa “antes de tiempo” (Enciclopedia Universal Sopena). La primera es post-natal, quizá la más importante de todas porque este momento la incentivación de todos los sentidos es masiva, es un momento de recepción de estímulos únicos en la vida, luego el pre-escolar, en estos períodos o estadios los sentidos asimilan tanto de su entorno y con tanta rapidez como posiblemente nunca más lo harán. Estos son los momentos ideales, para comenzar a detectar posibles disfunciones de los sentidos, el contacto del niño con elementos u objetos para jugar en el que intervengan todos sus sentidos. El período post-natal, observa, investiga y luego analiza asumiendo conocimientos y experiencias.
Todos sabemos que los adultos son responsables del respeto a las condiciones y reglas de protección para garantizar la eficacia formativa de ellos. Si al niño en estos períodos no se lo estimula al desarrollo de sus sentidos en forma adecuada luego será muy difícil tratar de recuperar el tiempo perdido. Con la alimentación ocurre lo mismo. Es el armado de su esquema sico-físico.
Basándonos en que lo esencial de cualquier método didáctico actualizado es el propósito de controlar la intervención de la auto-actividad del educando.
Todo proceso que modifica una conducta es enseñanza y sabemos que no podemos separar al niño de sus conflictos creados por su “situación de vida”, pero podemos con un adecuado desarrollo sico-físico darle posibilidades de integración a la sociedad. Desarrollando sus sentidos modificamos el esquema de su intelecto y de su cultura
sico-social. Los hábitos culturales, adquiridos a través del juego, son más fuertes porque se trasforman en experiencias personales elaboradas y maduras, por este motivo la influencia de la calidad otorgada por los componentes simbólicos que se le ofrecen en las primeras etapas de su vida, tendrán efecto duraderos que unas veces coadyuvan con la influencia familiar, otras podrán contraponerse a ella, lo interesante es que esta influencia sico-física capitaliza sus conocimientos. Las conformaciones escultóricas de los juegos le ofrecen todas las pautas necesarias para que él mismo desarrolle su intelecto.
Las pautas dadas en las formas escultóricas para jugar, posee valores de influencia distintos a los que pueda apreciar un adulto, éstos en ciertos casos se sentirán inspirados a imaginar determinadas figuras. En cambio, en el niño es distinto, cuando la obra es válida existe una influencia de sus símbolos, que el niño busca y su imaginación da intervención a muchos factores sensitivos que les permiten interpretar los símbolos con los que jugará.
Todo eso está en la obra escultórica a disposición del niño, “esperando” que el niño tome lo que su personalidad le exija. Los padres deben acompañarlo en estos procesos, las necesidades y expectativas son distintas entre el adulto y el niño. Los familiares deben compartir acompañando con actitudes positivas y sumiendo su verdadero rol, no de acompañante u observador impávido sino tomando parte activa como colaboradores del mismo. Estar juntos investigando “planteos” del objeto y juntos buscando soluciones, buscando activa participación en funciones integradoras, hacerse cargo y contribuir a solucionar dudas existenciales de sus hijos. Ninguna disposición oficial debe prohibir a los padres usar juegos públicos infantiles, todo debe ser parte de la convivencia familiar.
En la participación activa de los padres, consiste en “jugar” con los hijos, e “investigar”, significa “tocar” formas y texturas, sentarse y acostarse con el niño donde haya formas que lo permitan y comentar, “mirar”, significa comentar y alentar a que el niño participe con observaciones de colores, “oír”, las voces dentro y fuera del juego, los ecos, los sonidos, la percepción de los sonidos golpeando las manos, etc, etc., “oler” y comentar si el viento trae olores o perfumes, “sabor” a través del olfato y la saliva, se pueden detectar sabores para comentar. Los padres, no podrán participar de la ensoñación de los hijos, porque es privado e intimo de ellos pero puede acompañarlos en su crecimiento.

Siguiente ARMONÍA Y SINCRONÍA INTERACCIONAL DURANTE EL JUEGO DEL NIÑO - LOS SENTIDOS

Anterior EL JUEGO COMO NECESIDAD DE EXPRESIÓN INCONCIENTE
Y MADURACIÓN VIVENCIAL

1. Introducción
1.2. ¿Qué es el juego para el infante?
La influencia de los perfiles, las líneas los volúmenes y los colores de los objetos con los que los niños juegan.
2. La influencia de las formas en los juegos infantiles
3. La influencia de los símbolos y sus estímulos
4. ¿Qué es el juego para el niño?
5. El juego como necesidad de expresión inconciente
6. El juego como necesidad de expresión inconciente y maduración vivencial
7. El juego como necesidad de expresión inconciente - Los sentidos
8. Armonía y sincronía interaccional durante el juego del niño - Los sentidos
9. El juego como necesidad de expresión inconciente y maduración vivencial
10. Jugando con el ritmo y los sonidos
11. Visión y percepción durante el juego
12. El juego en los niños no videntes
13. El juego en los niños no videntes - Ritmos y sonidos
14. El juego en los niños no videntes - Conformaciones y estructuras musicales
15. Entorno y convivencia con los sonidos - Percepción tonal
16. Desarrollo táctil durante el juego
17. Necesidades del amplíope durante el juego
18. El juego en los niños zurdos
19. El sentido olfativo y la intususcepción
20. Jugar con el agua
21. El desarrollo de la memoria durante el proceso del juego
22. Propuestas de estructuras
23. Advertencias de cuidados
24. Antecedentes biográficos
25. Luz Solar – Influencia de los colores
26. Colores, Sabores y Olores
En los alimentos de los no videntes
27. Diseños y Colores de Estructuras para Jugar
28. ¿Qué es el color?
¿Qué es lo que vemos como color?
29. Influencia de los colores
30. Colores, Luces, Arte y Ciencia en los no videntes
31. ¿Qué son los colores?
¿Qué vemos como color?
No existen colores secundarios de otros
Escala cromática
33. Escala cromática
34. Los sentidos y la percepción de los colores durante el acto del juego
35. Entorno favorable para el aprendizaje
36. Juegos y reeducación.
Madurando vivencias
37. Los Sentidos
Autor
Antonio Auriti Primavera
Número de visitas: