¿Sabemos con qué juegan nuestros niños?

Juego y reeducación

Los Sentidos
Home
articulos

• Escala cromática y vibraciones magnéticas de los colores
• Entorno favorable para el aprendizaje

17. NECESIDAD ES DEL AMBLÍOPE DURANTE EL JUEGO Índice

Los disminuidos visuales no son ni deben ser tratados como ciegos, para el niño sería trágico, pues se les anularía inconcientemente la correlación de sus defensas sensitivas. Al inhibirse su desarrollo cognitivo y el de la percepción visual.
El niño disminuido interpreta a su manera muy especial una realidad que percibe con problemas. Existen ambliopías leves y otras severas. Educar para una integración social completa a niños ciegos y ayudarlos a percibir todas las convocatorias de sus sentidos es muy imperativo social que implica una atención muy especial al niño y educar al niño ambliope debe ser un imperativo social importantísimo.
Los juegos en los que éstos con ambliopías profundas se desenvuelven, generalmente no son grupales y esto es una carencia de entendimiento del sistema formativo de estos niños durante el proceso de desarrollo de sus facultades, esto podría representar un obstáculo para su desarrollo psico-físico, y su vida de relación social. Tan negativo como la sobreprotección es la negación o abandono.
Los juegos grupales o públicos específicos para ellos, deben tener, protectores corporales como pasamanos, áreas de circulación marcadas con claridad, con pautas de circulación muy claras sin posibilidad de error para evitar empujones y choques, espacios amplios de tránsito entre estructuras para jugar, escaleras cómodas con escalones controlados, (sin declives, medidas que permitan apoyar el pié sin riesgos físicos), sectores limitados con claridad en los colores y conformaciones.
Y siempre puntos de apoyo visual y físico, permitirles usar u “residuo” visual para que puedan tocar, perder sus temores y atesorar sus experiencias que siempre le servirá.
Convivencia con otros niños pero protegidos, ayudarles a interpretar al máximo la realidad que perciben ya con deficiencia. Esta “educación especial” no debe desarrollarse en le ámbito de los Institutos para ciegos, los que carecen de visión deben desarrollar y compensar esa eficiencia, decididamente usando otros sentidos en cambio, al subvidente hay que estimularlo e incentivarlo a desarrollar la vista. Los sentidos se exacerban. Algunos maestros opinan que al mismo tiempo que disminuyen la cantidad de niños ciegos los ambliopes van en continuo aumento. Es necesario identificar al niño con problemas visuales en edad preescolar y durante su infancia con juegos específicos en los que se los pueda observar en todos sus movimientos y comportamiento físico, la lecto-escritura es una parte en la que generalmente el docente advierte el problema (cuando no lo confunde con incapacidad mental), el desarrollo de sus movimientos corporales da también pautas de este problema. El niño invidente, por lógica choca con sus compañeros más de lo común y usa sus brazos extendidos más que los que no lo necesitan hacer. Proponemos juegos de visión cercana y lejana, con colores (para detectar daltónicos). Las medidas de control son esenciales en la escuela primaria adiestrando específicamente a las maestras durante su formación en los magisterios, esto aún no está implementado.
Es muy común alteraciones oculares que se desconozcan durante la vida, refracción, distancias, planos ondulados, rectos, percepción de lo cóncavo o convexo, altos y bajos relieves, también es muy común la alteración visual entre la percepción de un ojo y el otro.
Adiestrar a través del tacto, sonidos, olfato, calor, color, exacerbándolos al máximo mientras desarrollan sus juegos, a aquellos niños que inexorablemente pasarán de una condición de subvidencia a la ceguera, este adiestramiento será importantísimo para ellos cundo la minoración se convierta en carencia total. Su desarrollo personal vivencial, será más dura si se los priva de estas formaciones de estímulos a través de la gimnasia corporal, del dominio sobre estructuras corpóreas, durante el beneficio del juego con sus sentidos ampliando su capacidad y aptitud personal, sin estar tan presionados por la ceguera. Aprende a entender que los mensajes que envía el tacto no es solamente epidérmico, sino que es de una profunda sensación que se elabora hasta incluirla activamente en las vivencias personales y que en su formación debe desarrollar un sistema muy complejo de sensaciones.
Las ambliopes deben tener conciencia clara que los ciegos profundos se guían con los otros sentidos, básicamente el tacto y el oído.
Los ciegos que obligatoriamente la vida los impulsó a vivir una etapa anterior con visión total o con carencias, supera entendimientos con más facilidad que el que los desconoce, visión de distancias, alturas, colores, profundidades, luz y oscuridad, etc, etc.
El tacto es el sentido que le permitirá al subvidente entender por siempre en su futura ceguera el mundo tridimensional y no quedará desplazado de la realidad, para ellos, adiestramiento con juegos de estructuras escultóricas aplicables para interior de edificios y exteriores públicos, grupales e individuales, volúmenes, esferas, cóncavos, convexos, altos relieves y bajos relieves, planos, declives, curvaturas, etc. En materiales duros, no deformables.

Siguiente EL JUEGO EN LOS NIÑOS ZURDOS

Anterior DESARROLLO TACTIL DURANTE EL JUEGO

 

1. Introducción
1.2. ¿Qué es el juego para el infante?
La influencia de los perfiles, las líneas los volúmenes y los colores de los objetos con los que los niños juegan.
2. La influencia de las formas en los juegos infantiles
3. La influencia de los símbolos y sus estímulos
4. ¿Qué es el juego para el niño?
5. El juego como necesidad de expresión inconciente
6. El juego como necesidad de expresión inconciente y maduración vivencial
7. El juego como necesidad de expresión inconciente - Los sentidos
8. Armonía y sincronía interaccional durante el juego del niño - Los sentidos
9. El juego como necesidad de expresión inconciente y maduración vivencial
10. Jugando con el ritmo y los sonidos
11. Visión y percepción durante el juego
12. El juego en los niños no videntes
13. El juego en los niños no videntes - Ritmos y sonidos
14. El juego en los niños no videntes - Conformaciones y estructuras musicales
15. Entorno y convivencia con los sonidos - Percepción tonal
16. Desarrollo táctil durante el juego
17. Necesidades del amplíope durante el juego
18. El juego en los niños zurdos
19. El sentido olfativo y la intususcepción
20. Jugar con el agua
21. El desarrollo de la memoria durante el proceso del juego
22. Propuestas de estructuras
23. Advertencias de cuidados
24. Antecedentes biográficos
25. Luz Solar – Influencia de los colores
26. Colores, Sabores y Olores
En los alimentos de los no videntes
27. Diseños y Colores de Estructuras para Jugar
28. ¿Qué es el color?
¿Qué es lo que vemos como color?
29. Influencia de los colores
30. Colores, Luces, Arte y Ciencia en los no videntes
31. ¿Qué son los colores?
¿Qué vemos como color?
No existen colores secundarios de otros
Escala cromática
33. Escala cromática
34. Los sentidos y la percepción de los colores durante el acto del juego
35. Entorno favorable para el aprendizaje
36. Juegos y reeducación.
Madurando vivencias
37. Los Sentidos
Autor
Antonio Auriti Primavera
Número de visitas: